sábado, 26 de octubre de 2013

Edith Piaf


En octubre de 2013, París conmemora los 50 años de la muerte de su artista más entrañable: Edith Piaf. La mítica intérprete y compositora es  considerada un emblema y un mito . Piaf conquistó con su voz el cariño de los franceses y la admiración del mundo entero, convirtiéndose rápidamente en un claro ejemplo de superación personal, pues de aquella niña que cantaba en las calles de París por unas cuantas monedas, pasó a ser la más grande de su tiempo con una entrega total a su público.
Murió en 1963 con tan solo 47 años dejando tras de sí una agitada vida personal de talento, alcohol , drogas y escándalo .


La pobreza.
Edith Piaf nació con el nombre de Edith Giovanna Gassion en  1915, en París. Su padre era acróbata y su madre cantante callejera. Nace en plena calle ya que su madre en el medio de la pobreza da a luz con la ayuda de un gendarme. Sus padres eran alcohólicos y demasiado pobres como para criar a la niña, por lo que la entregan a su abuela materna  quien en vez de darle leche , la alimentaba con vino. Tiempo después se hace cargo  su abuela paterna, dueña de una casa de prostitución en Normandía, donde la niña es criada por las prostitutas de la casa. A los cuatro años sufrió de meningitis, la cual le generó una ceguera temporaria.
Hacia 1930, su padre la lleva consigo a vivir la vida de los artistas de los pequeños circos itinerantes,  artistas ambulantes independientes y miserables. Édith revela su talento y su excepcional voz en  canciones populares . En esa época la bautizaron  como “Piaf”, que significa pequeño gorrión, pues se  la veía como un pajarito con una poderosa voz.
En 1933 a los diecisiete años se enamoró de un chico de los recados, Louis Dupont, con quien  tuvo su única hija, una niña llamada Marcelle, que murió a la edad de dos años de meningitis.
 Graba su primer disco en 1936: Les Mômes de la cloche ("Los niños de la campana"). Ello la convierte en un éxito mediático de forma inmediata, pero se ve involucrada en el asesinato del dueño de un cabaret donde trabajaba y sufre un linchamiento mediático  que la envía nuevamente al lugar de donde vino: la calle y los pequeños cabarets miserables.

La gloria.
 El compositor Raymond Asso quién se convierte en su Pygmalion y amante,  la prepara para ser una cantante profesional del Music hall. Se convierte entonces en 1936,  en una estrella de la canción francesa, adorada por el público, difundida por la radio y protagonista de películas. Durante la ocupación alemana continúa dando conciertos. Interpreta canciones apoyando a la Resistencia. En este período tan difícil para todos los habitantes de Francia, Piaf se erige como protectora de  artistas judíos.
Tras la guerra, en 1945, escribe la letra de “La vie en rose”, su canción más célebre.
A lo largo de su vida son famosos sus romances con artistas como Yves Montand, George Moustaki, Marlon Brando, Charles Aznavour,  a quienes ayuda en sus carreras. Relaciones apasionadas y destructivas con finales trágicos.
  En 1948, vive la historia de amor más grande de su vida con un boxeador francés de origen argelino, Marcel Cerdan, quien ganó el campeonato mundial de peso medio en 1948 . Aunque ambos intentaron ser discretos, porque él estaba casado y tenía  hijos, un periódico les descubrió y su romance fue motivo de escándalo. Marcel  murió en un accidente de avión en  1949 en un vuelo de París a Nueva York en el que viajaba para ir al  encuentro de Edith. Abatida por el sufrimiento, se vuelve adicta a la morfina e intenta suicidarse. Consume también  alcohol y  anfetaminas.   Dedica  su gran éxito “Hymne à l'amour” en  memoria de Marcel.
Hacia 1956 Edith  se convierte en una gran estrella del music-hall en el mundo entero y especialmente en  Estados Unidos.  Sus éxitos le proporcionan grandes sumas de dinero que ella derrocha con sus amantes y ayudando a todo aquel que se lo pidiera. Su generosidad fue famosa, por su desprendimiento, con sus amigos, quienes tomaban sus pertenencias y dinero como propios, sus amores , sus colegas a quienes apoyó incansablemente y hasta a  desconocidos.

El crepúsculo.
En tanto su salud iba en deterioro constante,  accidentes automovilísticos, desmayos en escenas, intervenciones quirúrgicas y tratamientos de desintoxicación hicieron que fuera algo cotidiano su ingreso a los hospitales y que  su  estado físico fuera deteriorandose hasta un punto crítico.
En 1961, ofrece una serie de conciertos, tal vez los más memorables y emotivos de su carrera, en el Olympia de París. Es en ése, su salón de espectáculos favorito, en donde interpreta  “Non, je ne regrette rien”, su canción emblemática.
A esas alturas, estaba muy enferma, se mueve y canta sólo con importantes dosis de morfina.   Le habían diagnosticado  un cáncer, del que ya no se recuperaría.
En  1962, a los 46 años de edad, hastiada, enferma y adicta, se casa con Theo Sarapo, cantante joven y apuesto de 26 años,
El 11 de octubre  de 1963, Édith Piaf fallece  a los 47 años de edad, por causa del cáncer hepático.
Su entierro tiene lugar en el cementerio de Père Lachaise, en París, con el homenaje de una inmensa multitud de admiradores. Se le prohibieron las exequias religiosas, debido a su condición de divorciada. L'Osservatore Romano, el periódico del Vaticano dijo que ella vivía "en pecado público". Un capellán, sin embargo, le da una bendición final.
Todavía hoy en día se descubren flores frescas en su tumba.
 La película de su vida  "La Vie in Rose" ,  revive la leyenda de  Edith , y  llevó a la actriz Marion Cotillard a barrer con todos los premios del cine francés y luego obtener el Oscar a mejor actriz , gracias a su personificación de la mítica artista.
Edith, fue una mujer que conoció la más terrible de las desgracias, que es estar rodeada de personas que la adoraban mientras ella vivía en la más absoluta de las soledades. Nuestro más cálido recuerdo en este cincuentenario de su desaparición.

video

7 comentarios:

  1. No conocía a esta artista, a veces es dinero, el arte, los admiradores, los amantes, etc. No son capaces de eliminar la soledad y esta es la peor de las desgracias.


    ResponderEliminar
  2. Una vida muy triste. A veces cuando se viene de tan abajo, no pueden con la riqueza y el éxito.

    ResponderEliminar
  3. Es curioso como muchas veces, pese a admirar una voz (e este caso) desconoces tanto de su propietaria. Me ha encantado la entrada, muchas gracias
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Gracias Mientras por leerme ! Un abrazo !!!!!

    ResponderEliminar
  5. Mari Medina Su voz fue y sera unica y lo mas impresionante de su vida fue su Fe en Dios y las de aquellas prostitutas que la criaron que se la encomendaron a Santa Teresita del Nino Jesus y le hizo el milagro de curarle la ceguera, en su vida de altos y bajos lo mismo en el bajo mundo que en el alto nunca perdio su Fe que fue tan hermosa como su voz.

    ResponderEliminar
  6. Inolvidable "El gorrión de París",muchas veces es mi fondo musical de lectura.Su voz sigue siendo emblema de Francia.La película , excelente!!!

    ResponderEliminar
  7. Gracias Alejandro, realmente es ( o fue) un emblema, creo que nadie superará esa voz tan increíble. Saludos

    ResponderEliminar