viernes, 7 de noviembre de 2014

Vulnerabilidad educativa.

Hoy se habla mucho de  condiciones de vulnerabilidad. Puede ser social, educativa, personal  o de otro tipo. Puede definirse como la capacidad disminuida de una persona o un grupo de personas para anticiparse, hacer frente y resistir a los efectos de un peligro natural o causado por la actividad humana, y para recuperarse de los mismos. Es un concepto relativo y dinámico. La vulnerabilidad casi siempre se asocia con la pobreza, pero también pueden ser vulnerables  personas que viven en aislamiento, inseguridad o indefensión ante riesgos, traumas o presiones.



 El concepto de “vulnerabilidad educativa” permite analizar la complejidad de las problemáticas relacionadas con las trayectorias escolares y el vínculo de escolarización de niños, niñas y jóvenes. La perspectiva de la “vulnerabilidad educativa” implica atender a posibles interrupciones y desfasajes en las trayectorias escolares de los alumnos desde las propias instituciones escolares a las que esos niños concurren.  Estamos hablando de aquellos niños que por diferentes causas no pueden realizar una trayectoria educativa “lineal” como la mayoría de las personas creen que debería ser.


Las trayectorias escolares
El recorrido de los alumnos por el sistema educativo puede ser descripto como una trayectoria. La escolaridad obligatoria está conformada sobre la hipótesis de un tránsito regular, graduado, correspondiente a un ingreso a la educación inicial a los 4 años de edad, y un recorrido sin demoras ni interrupciones hasta la finalización de la educación secundaria a los 17 ó 18 años de edad.
Los recorridos reales de los alumnos por el sistema educativo, sin embargo, no necesariamente corresponden a esta trayectoria teórica.
 “Estar en la escuela” puede suceder de muchas maneras.
Comprender y atender situaciones de vulnerabilidad educativa involucra un trabajo de reflexión que permita pensar aspectos de la cultura escolar de cada uno de los Niveles educativos. Muchos indicadores que muestran dificultades en las trayectorias escolares de los niños tienen      que ver con la cultura propias de las Instituciones, que no pueden “despegarse” de la educación tradicionalista y de la idea de  trayectorias lineales.


Educación Primaria.
En Educación Primaria, las problemáticas refieren a la sobreedad y la repitencia  e inciden en cambios de grupo, de turnos o de escuela, lo que repercute en otras formas de alteración de la escolaridad, y en muchos casos derivan en problemáticas acumuladas a lo largo del trayecto por la escolaridad obligatoria.
La tasa de sobreedad constituye un indicador que se va incrementando a medida que consideramos la progresión hacia los años finales de la Educación Primaria. Los alumnos con sobreedad son aquellos “que tienen una edad superior a la considerada teórica para el año de estudio que están cursando”.
Es frecuente escuchar frases del tipo “con este alumno no se puede hacer nada”, “yo le enseño pero no aprende”, “seguramente va a repetir”, “qué querés con la familia que tiene”; frases que claramente portan representaciones sociales muy fuertes y determinantes, dichos que no hacen más que legitimar y depositar el fracaso en el alumno y su familia.
Ahora bien, ¿cuándo puede decirse que la edad real de un alumno constituye un problema para su escolaridad?, ¿cuántos años de sobreedad exigen una atención específica por parte de la escuela y del sistema educativo?, ¿en qué medida está preparada la escuela para trabajar con grupos heterogéneos desde el punto de vista de su edad y su trayectoria educativa? Preguntas para pensar….


Educación Secundaria.
Uno de los factores claves es  el abandono escolar, que es un fenómeno complejo que responde a una multiplicidad de factores. Su incidencia más relevante es  en el nivel Secundario, y particularmente en los últimos años de escolaridad.
Desde las distintas instancias del Sistema Educativo se han  puesto en marcha múltiples políticas que se dirigen a atender y disminuir el fenómeno del abandono escolar . Estas acciones están obteniendo importantes resultados en la atención de situaciones de abandono que ya se habían producido, volviendo a vincular a niños, niñas, jóvenes y adultos con el Sistema educativo.
 Se busca  impactar sobre factores fuertemente asociados al abandono escolar, como la carencia de recursos económicos y las situaciones sociales desfavorables, mediante programas de becas y otras ayudas escolares. En el largo plazo, además, la implementación de la educación secundaria obligatoria busca, entre otras cosas, fortalecer el sentido que tiene la escolarización para los jóvenes y generar mejores condiciones para continuar la trayectoria educativa.
El análisis de casos y testimonios de jóvenes que reconocen haber abandonado la escuela da lugar a la formulación de interrogantes más amplios acerca del abandono. Hay jóvenes que se consideran alumnos de la escuela a pesar de haber dejado de asistir a lo largo de varios meses. También hay directivos y docentes que siguen considerando en la documentación y en la estadística a sus alumnos a pesar de que no cumplen con las condiciones de regularidad ( lo consideran alumno regular a pesar de que asista irregularmente) También, hay situaciones inversas, donde  los actores y/o  Instituciones  deciden cortar el vínculo con determinados alumnos (escuelas expulsivas) o situaciones en las que aun cuando se cumplen requisitos formales, la relación entre el alumno y la escuela se encuentra en proceso de disolución.

Conclusiones.
La noción de vulnerabilidad educativa entendida como el conjunto de condiciones que debilitan el vínculo de escolarización de un alumno, sirve para prestar particular atención a lo que sucede en las escuelas, al momento de definir políticas de inclusión educativa.
La vulnerabilidad educativa que puede creerse tiene que ver con determinados sectores sociales, está instalada más allá de esta variable. Atraviesa todas las clases sociales y edades . Es tarea de todos los sectores involucrados trabajar en forma conjunta para que TODOS los alumnos de nuestras escuelas puedan realizar su escolaridad en Instituciones que atiendan a cada trayectoria en particular.

Para finalizar, comparto estas palabras de Graciela Frigerio …vamos anudando teorías y prácticas, historias pasadas y diseño de futuro, vamos entrelazando actores, inventando texturas institucionales, dando cuerpo a escuelas, despertando en otros la mirada del asombro con interés, ofreciendo pluralidad de sentidos, poniendo en acto la intencionalidad docente en la que se despliega el deseo de enseñar, creando puentes para que el deseo del saber se exprese como intencionalidad de aprender”.
                                Fuente: Definiciones de vulnerabilidad educativa

                                 Serie Planeamiento, Investigación y Estadística.                          Dirección General de Cultura y Educación. 

5 comentarios:

  1. Muy interesante la entrada, la verdad que la educación está cada vez peor y es un conjunto de cosas que perjudican y vulnerabilizan a los niños y jóvenes.
    El abandono escolar es todo un tema a pensar ya que aquel chico que deja de nutrir su celebro con conocimiento está caminando por una senda que pobreza intelectual y todo lo que eso conlleva tanto en su presente como para el futuro.
    Pero no es sólo su futuro, sino que ese chico que en vez de ser contenido y educado en una institución está en la calle tentado por drogas, haciendo nada o peor robando, puede atentar contra la vida de otros.

    ResponderEliminar
  2. Hola Constanza: Coincido que la educación tiene muchos problemas. Lo de cada vez está peor, bueno, trabajo para mejorarla.
    Respecto al abandono, es mucho lo que se hace, al menos en la Pcia de Bs As, pero nunca alcanza. Justamente en estos días en mi ciudad un chico de edad escolar ( 16 años) mató a otro. La gente es como que quiso lincharlo, es comprensible la bronca. Pero me pregunto. Que hicimos como sistema educativo para contener a ese chico ? Que nos pasa como sociedad, que los chicos que deberían estar en la escuela están matando ? Y no es solo mi ciudad, o Argentina, es el mundo. En todos lados pasa.

    ResponderEliminar
  3. gracias por hacerme mi tarea
    ya no voy a reprobar

    ResponderEliminar