lunes, 22 de febrero de 2016

Los libros de mi infancia. Primera parte.

Las lecturas de la infancia. Primera parte.

La lectura es fundamental para el desarrollo de los niños y niñas en lo lingüístico, cognitivo, emocional y lúdico. Además fortalece los lazos familiares y su entorno, representada en diferentes formatos  como  son las historias, relatos, juegos, canciones. Cuando al niño se le cuenta una historia, se recrea y se estimula la memoria, reconociendo palabras, objetos, colores. Incentivar la lectura en la primera infancia, va más allá del éxito en los estudios; la lectura proporciona cultura, desarrolla el sentido estético, actúa sobre la formación de la personalidad, es fuente de recreación y de gozo, condicionando un amor hacia la palabra escrita que  permanecerá a lo largo de la vida.



Los niños de la década del 60, sin televisores, sin computadoras, teníamos en la lectura nuestro principal entretenimiento. Los padres nos compraban libros, nos prestábamos con amigos, sacábamos libros de la biblioteca de la escuela.  Aquellas lecturas, junto con las de las revistas, Billiken,  Anteojito, Patoruzito, Mafalda y las historietas mexicanas se constituyeron en la base de una cultura que nos acompañó para siempre.


Los libros de Constancio C. Vigil.

Una de las lecturas que leíamos muchos de aquellos niños eran los libros de Constancio C. Vigil. Su colección de cuentos u otros que venían "sueltos"

Los cuentos  de Vigil aparecieron originalmente en  libros y luego fueron editados de diversas maneras, desde el formato individual hasta en “bibliotecas” o “colecciones”, e incluso fueron adaptados y modificados. Se acortaron o alargaron en función de la edición, se cambiaron finales y situaciones; pero siempre manteniendo el sentido que le otorgó el autor.

Uno de esos cuentos, y seguramente el más famoso fue  “La Hormiguita Viajera”, protagonizado por una heroína que se hizo muy  célebre. La historia relata una “dolorosa peregrinación” de una hormiguita perdida hasta lograr que sus compañeras le den la bienvenida a la comunidad nuevamente.  El sentido del libro es el viaje de la Hormiguita de  regreso al hogar, sin importar el tipo de dificultades que debiera afrontar. Encuentros y desencuentros con final feliz en el mundo de las hormigas.

Otros muy conocidos de la colección fueron fueron Misia Pepa y El mono relojero.
Libros que no pertenecían al colección, recuerdo a Marta y Jorge y Mangocho. Historias de niños que nos mostraban el beneficio de ser niños "buenos".






También el famoso libro UPA, se constituía para los niños que aprendían a leer en un libro indispensable, estaba en la mayoría de las casas.


Críticas posteriores a la inmensa obra de Vigil indican que fue una obra sin cuidado por la calidad estética, con una moralina muy de la época ( décadas del 40 y 50 del Siglo XX ). Los cuentos poseían una moraleja que nos indicaban como ser buenos y patriotas niños. O sea una lectura formateadora de cabezas.
De cualquier modo, a través de los años, recuerdo aquellos libros, los cuales todavía están en la biblioteca de la casa de  mi madre con mucha ternura. Muñequita, La reina de los pájaros, El casamiento de la comadreja, y tantos otros poblaron los sueños de la infancia. ( Continuará )



12 comentarios:

  1. Hola Laura! Como me gustaría que se fomentara la lectura como se hacia antes. Yo me la pasaba leyendos los de mafalda y billiken que eran de mi mama y hoy en dia me quedan algunos guardados. Una hermosa entrada!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juli, realmente el Billiken y el Anteojito eran lo más en aquel tiempo. Tenían de todo. Historietas, historia, era lo que usabamos para informarnos.
      Mafalda es otra cosa. Las historietas de Mafalda tienen actualidad aún hoy.
      Yo veo que hoy muchos jovenes leen y eso deviene de una infancia lectora. Saludos.

      Eliminar
  2. ¡Hola Laura! Mafalda e Hijitus me acompañaron en toda mi infancia. Aún los conservo :)
    Me parece sumamente correcto y fundamental inculcar la lectura desde pequeños, espero poder hacerlo en un futuro.
    Un beso, Mai.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mafalda e Hijutus !!!! Recuerdos imborrables. Gracias por comentar Mai.

      Eliminar
  3. No sabes la pena que me da ver a los niños de ahora inmersos en los videojuegos con 4-5 años y que no saben el placer de disfrutar un libro.
    Si bien no soy de la epoca que mencionas no hay dudas que estas historias han transpasado su epoca porque recuerdo haberlos leido en algun momento, probablemente formando parte de alguna revista Anteojito o Billiken.
    Ojala todos podamos aportar un granito de arena para que nuestros niños vuelvan a disfrutar de los libros.
    Como siempre una entrada para reflexionar n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gime, pero como escribía recién, creo al ver como tantos adolescentes y jóvenes leen, deben haber tenido una infancia lectora. No se que pasará ahora con las nuevas tecnologías y los niños, cual será el futuro dentro de 10 años, pero soy optimista, creo que la lectura se resignificará pero siempre habrá lectores. Gracias por comentar.

      Eliminar
  4. Billiken :3 jaja es mi infancia :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cece, gracias por pasarte por el blog. Saludos.

      Eliminar
  5. Awwww, que lindo los libros de la infancia. Yo crecí junto a Genios y sus cuentitos, tenía uno que otro librito de parte de mis padres y los leía cuando aprendí. De chiquita me gustaba mucho eso. En fin, que bonita entrada, ¿no te hace sentir nostalgica?
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, que me hace sentir nostalgica, y tanto. Cuando lo escribí, recordé todos los libros que leía en mi casa, y los que me prestaban en la casa de mi amiga Adriana, que eran lo más. Tengo para escribir tres partes más acerca de los libros de mi infancia. Un recuerdo bellisimo.

      Eliminar
  6. Hola Laura! mi primer libro fue No somos irrompibles, romántica desde chiquita jaja pero el libro que en verdad me inició como lectura fue El inventor de juegos a los 12 años y hoy que tengo 20 lo sigo amando y releyendo como si fuera pequeña, lo amo con todo mi ser *-* me encantó tu blog, así que te sigo♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mariana, no conozco esos libros, y eso que fui docente. Muchos libros que lees de chica te marcan para siempre.
      Gracias por apreciar mi blog.

      Eliminar