domingo, 28 de febrero de 2016

Los libros de mi infancia. Segunda parte.

Muy leída en las décadas del 60 y el 70, fue la colección Robin Hood, de color amarillo en sus portadas,  nos acercaban a la buena literatura. Yo no los tenía en mi casa, pero a través de mi amiga Adriana, los leía y disfrutaba a full. Inolvidable colección. 



La colección Robin Hood . Editada por la Acme Agency de Modesto Ederra, comenzó en 1941, y siguió ininterrumpidamente hasta principios de la década de los 90. Es recordada, entre otras razones, por las magníficas ilustraciones de tapa del gran dibujante argentino Pablo Pereyra.

A diferencia de otras editoriales, cuyas colecciones juveniles publicaban  versiones resumidas, la editorial Acme publicaba los textos completos y en un solo volumen. Varias generaciones de argentinos, muchos de ellos grandes  escritores en la actualidad, tuvieron su primer acercamiento a la literatura a través de las páginas de esta colección.  
Robin Hood publicó 227 titulos. Entre ellos todos los títulos de Louise May Alcott, Julio Verne, Charles Dickens, Emilio Salgari y tantos otros que nos acercaban a la buena literatura clásica.




Entre ellos, para mi,  imposible olvidar a Bomba, el niño de la selva.

Es la historia de un niño blanco que se crió en la selva. Su autor fue Roy Rockwood, aunque este es un nombre ficticio. Hoy se sabe que el autor es el “ Sindicato Stratemeyer”  o sea un grupo de escritores que fueron componiendo la serie

Se publicaron veinte libros, diez de los cuales están ambientados en América del Sur y los restantes en África.  Los volúmenes traían títulos indicativos: Bomba en la isla de los Jaguares, Bomba en la Montaña Movediza, Bomba en la Catarata Gigante, Bomba en el pantano de la muerte, Bomba en la ciudad abandonada, etc. Es decir, indican un lugar donde el  protagonista desarrollaba la acción.

 A través del relato, se va conociendo   el esplendor de la jungla y sus habitantes, donde reinan los hechiceros, las tribus amigas, los líderes del “mal”, la aparición de serpientes , especialmente boas y anacondas. También animales feroces como tigres y  panteras; luchas sin cuartel entre Bomba y sus enemigos, “ los malos” y los desastres naturales, terremotos, huracanes o volcanes en erupción.

Leyendo a Bomba, admirábamos su valentía e ingenio para salir indemne de situaciones increíbles, su bondad hacia la naturaleza, hacia los animales, hacia el hábitat. Es el protagonista sano, sin dobleces, químicamente puro, adalid de los débiles, pronto a la ayuda, respetuoso de los mayores, estoico, frugal en la comida, con un físico privilegiado y provisto del don que le permitía hablar con los animales.
Los relatos se encuentran redactados en forma simple y llana. No abundan las descripciones fatigosas y las que surgen son precisas, ayudando a perfeccionar el hecho. Los diálogos son breves, dinámicos, limpios, afín con la rapidez del relato y el desarrollo de la anécdota. Por eso mismo, la tensión dramática está sabiamente dispuesta y predispone al lector.

Lamentablemente, la  incógnita persistía al final de la obra porque, cuando lograba dar con el paradero de las personas que iban a satisfacer su curiosidad, estallaba algún acontecimiento infausto que las mataba o hacía desaparecer trágicamente,  no sin antes entregarle en forma  conmovedora,  una indicación vaga, pero lo suficientemente imprescindible como para continuar con la tirantez y el dramatismo…en el próximo libro, con infaltable “continuará”.

Bomba el niño de la selva y toda la colección Robin Hood, un recuerdo imborrable, para aquellos niños avidos de aventuras y buenas lecturas. 

16 comentarios:

  1. Una gran colección, con grandes ilustraciones.

    ResponderEliminar
  2. No conocia esas ediciones!! Cuando le pregunte a mi familia me contaron un monton de cosas sobre ellas!! Asi que gracias por darme un poco de historia (y tema de conversación con toda la familia)
    Nos leemos! ya te estoy siguiendo!!
    Naty de losdevoralibross.blogspot.com !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenisimo, que te haya servido para hablar de estos temas con tu familia. La colección Robin Hood fue todo un acontecimiento en aquellas décadas. Seguro todos lo recuerdan.

      Eliminar
  3. Oooooww mi abuela tiene un montón en esa colección! jaja recuerdo que siempre que iba a la casa le pedía que me leyera cualquiera, de más grande empecé a leerlos sola mientras ella dormía, no sé que serán de esos libros en este momento :c ahora me gustaría recuperarlos... Un abrazo fuerte y gracias por la nostalgia jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mariana, capaz tengo la edad de tu abuela, jajaja. Espero que no tanto.
      A mi también me gustaría recuperarlos, pero no se donde los guardaría, las casas ahora son más pequeñas que antes. Ya no me caben en las bibliotecas, los libros que voy juntando.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  4. He visto esos libros en la biblioteca pwro nunca lo he leido :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cece, gracias por comentar. Saludos.

      Eliminar
  5. Hola!
    Vi estos libros en la FILBA en oferta el anteaño pasado y me traje conmigo al de Mujercitas *-* Creo que antes de eso los vi en algún lugar que venden revistas viejas pero la verdad no recuerdo bien xD
    Me viene re bien que hables de Bomba y de estas ediciones de los libros porque capaz que vuelva a ir este año y pueda traerme alguno más. Me llama la atención que cada libro se desarrolle en un lugar distinto, en los libros que usualmente leo no se cambia tanto de ambiente, así que me parece una propuesta interesante. Creo que sería una serie de libros que podría disfrutar mucho igual que vos.
    Besos!

    PD: Vine desde el grupo CBA a chusmear un poco y te acabo de seguir :D Pasa por mi blog cuando quieras :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Verónica, en realidad es literatura bastante infantil. Pero los pueden leer de todas las edades. Espero que te gusten. Saludos.

      Eliminar
  6. Hola Laura!
    La verdad es que la colección fue un GRAN acercamiento a grandes obras para todos. De otra manera no se hubiera podido tener acceso, así que es realmente admirable el trabajo que hicieron y que satisfacción saber todos los frutos que rindió.
    Muy hermoso tus recuerdos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gime, por tus comentarios, siempre en el blog. Saludos.

      Eliminar
  7. Hola Laura! Cómo estás?
    Esta colección la he visto bastante ya que es muy conocida. Si te soy sincero, no tenía absolutamente nada de idea de que estaba constituida por tantos títulos! Realmente, es asombroso que también sean las obras completas y no versiones resumidas :)
    No conocía Bomba, pero me llamó mucho la atención que digas tantas cosas lindas al respecto. Se ve que es una obra que se lee con facilidad y que te lleva a través de un viaje ameno y entretenido mientras conocés detalles interesantes sobre los animales.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco: Gracias por apreciar mi entrada. Saludos.

      Eliminar
  8. Hola Laura, muy buenos datos, a mi me lo leían a los 4 años y así aprendí a leer, súper entretenidos, hoy día quisiera reunir toda la colección, para tenerlos en mi casa y leérselos y enseñarle a leer a mi sobrino como lo hizo mi abuela conmigo. Ojalá los escanearan a todos, ya que las ilustraciones son buenas. Gracias por revivir esto, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier: Imaginate que la colección son más de 200 titulos, no se si sería posible conseguirlos.
      Pero he visto que en Mercado libre se pueden conseguir algunos. Fijate y tal vez encuentres alguno que te interese.
      Gracias por leer mi entrada. Saludos.

      Eliminar