domingo, 3 de abril de 2016

Los libros de mi infancia. Tercera Parte.

Los cuentos maravillosos.

Una lectura obligada para los niños y niñas de la década del 60 eran los cuentos de hadas o cuentos maravillosos. Venían en distintos formatos, libros de tapa dura, blanda, sueltos o colecciones. En mi  caso, tenía en casa una colección llamada Mi libro encantado donde estaban todos los cuentos habidos y por haber.

Los autores de cuentos de hadas más conocidos eran y son: Charles Perrault ( Caperucita Rosa, El gato con botas, Pulgarcito entre otros ) Hemanos Grimm ( Blancanieves, La Cenicienta, La bella Durmiente del Bosque, etc ) Hans Cristian Andersen ( El patito feo, El soldadito de plomo, La sirenita )



Clásicos de la literatura infantil que en su mayor parte fueron escritos para adultos y a través de la narración oral y las adaptaciones llegaron a ser lo que hoy son.
Los cuentos maravillosos poseen algunas características que los definen y los hacen tan interesantes para los niños.

* Existe un elemento mágico que le da un poder al protagonista (una capa, un sombrero, bebidas mágicas).
* Las historias no se desarrollan en un tiempo y espacio determinados. Por ejemplo: "Había una vez, en un lejano país..."
* No se respetan las leyes de la naturaleza. Por ejemplo: animales que hablan; hombres invisibles.

* Se exageran las características de las personas (muy buenos, muy malos , muy avaros, muy valientes, muy hermosos, muy feos, etc..
* La apertura y el cierre del cuento son más o menos con las mismas frases: "Había una vez...", "Erase una vez...", "...Y vivieron felices para siempre.", "Colorín colorado...", etc.
* Hay repeticiones de números como cábalas. Por ejemplo: tiene que superar tres pruebas, se piden tres deseos, debe resolver siete enigmas, etc.
* Existen seres maravillosos (brujas, gnomos, hadas, ogros, etc.) que viven e interactúan con los humanos.


En esa línea recuerdo un cuento muy especial, no tan conocido, llamado Genoveva de Bravante, si bien es una leyenda medieval, se leía en sintonía con los cuentos de hadas.
Genoveva era la esposa del rey  Siegfried , y fue acusada falsamente por el mayordomo Golo. Condenada a muerte fue perdonada por sus verdugos, y vivió durante seis años con su hijo en una cueva en las Ardenas alimentada por una corza.  Siegfried, que mientras tanto había descubierto la traición de Golo, estaba persiguiendo a las corzas, cuando  descubrió a Genoveva  en su escondite y la restituyó a su antigua dignidad. Y fueron felices y comieron perdices…..

En una época estos cuentos estuvieron “ censurados” para niños, afirmándose que sus mensajes no eran apropiados, brujas , ogros, lobos que se comen niños parecerían terroríficos para las mentes infantiles. Aún hoy, hay una  controversia sobre el tema. Yo leí todos los cuentos que cayeron en mis manos y no tuve ningún trauma. La reconocida María Montessori dice al respecto: “La imaginación no es parte del problema, porque al contar cuentos de hadas, somos nosotros, los adultos,  quienes imaginamos. El niño sólo escucha”. O lee, agrego yo.

El tesoro de la juventud.

 Es una enciclopedia infantil y juvenil en veinte tomos, cuya traducción en castellano se publicó hacia 1920. Originariamente era inglesa. Contenía narraciones, juegos y pasatiempos, curiosidades, información, relatos, fotos e ilustraciones, que quienes fueron heredándola a través del tiempo recuerdan como una entrañable lectura de infancia.
Su título alude a los bienes del espíritu, del saber humano y a los destinatarios principales: niños y jovenes. Dividida en secciones, puede encontrarse un poco de todo: narraciones populares, las maravillas del mundo, los adelantos de la ciencia, biografías de famosos hombres y mujeres, interrogantes contestados con intención científica, lecciones de francés e inglés, poesías, costumbres exóticas
 Está organizado en capítulos o episodios que se distribuían a lo largo de las 7172 páginas.

Algunas de sus secciones más importantes son:  El libro de los hechos heroicos, El libro de las narraciones interesantes, Los países y sus costumbres, Hombres y mujeres célebres, El libro de los por qué, El libro de la mitología y otros. Para todos los gustos.   Aún hoy, quienes conservan El tesoro de la juventud en sus casas, pueden deleitarse con sus informaciones y narraciones. Era como un pequeño Google, allí estaba “todo”.

21 comentarios:

  1. Yo tuve El Tesoro de la Juventud y me hizo feliz. Aún está en la familia, en su librero original y todo. Recuerdo perfectamente las tardes que me pasé sumida en sus páginas, ¡y hasta el olor del papel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu participacion Lirio. Que bello era sumergirse en esas páginas increíbles de El Tesoro de la juventud.

      Eliminar
  2. Qué lindo, yo me los leí a casi todos, pero no era esa colección sino otra de mi región. La historia de Genoveva no la conocía, qué interesante. También me hicieron leer la vida de varias santas como Santa Teresita, relatadas para niños (algunas eran bastante crueles pero daban mucha ternura, hoy en día no le daría esas cosas para leer a un niño). En fin, la idea de que habrá un lobo feroz si un niño recorre solo el bosque no es tan mala, jaja, yo de chica lo comparaba a la inseguridad de andar sola por la calle. Supongo que es cierto que son los adultos los que dramatizan las cosas, los niños lo ven como lo que es, un cuento, nada más.
    Buen post.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cyn, como olvidarme de la lectura de los libros de santos. Bernardette era mi preferida. Me has dado una idea para escribir otra entrada acerca de ello.
      Gracias por comentar !!!

      Eliminar
  3. Qué preciosa colección, el olor de las hojas debe ser adictivo jaja.
    Yo crecí con esos cuentos, pero la verdad nunca leí nada sobre ellos. En mi casa, mi abuela me sentaba en sus piernas y me los contaba ella, sus propias versiones.
    Muy lindas las fotos, gracias por compartirlos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Belén !!! Cuando era niña esos libros acompañaban nuestros días. Eran muy bellos. Y todavía me quedan algunos en la casa de mi madre.

      Eliminar
  4. Que linda colección, siempre está bueno leer los libros de nuestra infancia que tanto nos enseñaron.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Laura! Creo que mi tía tenia alguno de estos cuentos. Me gusta que hables de esto en tu blog. Gran entrada. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vani por leer el blog ! Te agradezco mucho ! Saludos.

      Eliminar
  6. Hola!!! Como estas? Es muy lindo que hagas este tipo de entradas!! Encontré varios libros de esas colecciones en casa! O de colecciones parecidas(nunca lo sabré jaja)
    Nos leemos!
    Naty de losdevoralibross.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Naty, escribí estas notas para un diario donde publico los domingos. Todavía me falta una parte.
      Gracias por apreciarlo. Un beso.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  7. Estos libros me los mencionó mi mamá con mucha nostalgia hace no mucho tiempo, le mostré esta entrada y se emocionó mucho :) Gracias por mostrarnos este pedacito de tus recuerdos, un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fedra, me encanta que compartas con tu mamá.
      Saludos !!!!

      Eliminar
  8. Que linda coleccion, de chica mi mama me leia libros cortitos que se podian comprar en el supermercado y algunos infantiles religiosos, recien en 7mo grado me atrapo la lectura con un libro del colegio que se llama "Octubre, un crimen" era medio policial, me encanto!un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Abby, por leer mi entrada.
      Yo también le leía a mis hijos esos cuentitos comprados en el super o en ediciones baratitas. Pero los cuentos infantiles siempre le gustan a los niños.
      Saludos !!!!

      Eliminar
  9. Yo recuerdo unos tomos llamados Lo sé tod. Y en este momento, recordé una enciclopedia titulada El arbol de la sabiduría.

    Grandes historias, que tan sabiamente han recopilado los hermanos Grim y Perrault, moderandolo las historias. Y no falta un absurdo.
    Me fascina la serie Once upon on time que rescata esas historias, enlazandolas. Siendo para mi gusto Regina Mils, el mejor personaje. No otra que la reina malvada de Blancanieves.

    La formula de comienzo sin duda influyó el legendario comienzo de todas las películas de Star Wars: "hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Demiurgo. Los libros de Lo se todo, también estaban en la casa de mi madre. Eran tipo cultura general. También me los devoraba.
      Gracias por leer la entrada. Saludos !!!!

      Eliminar
  10. Hola! no tenia idea de estas colecciones pero son hermosas, que ganas de tenerlas, en mi casa habia una coleccion de cuentos de niños pero eran de tapa normal y muchos libros de autores chilenos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fufi ! Realmente hermosas colecciones e inolvidables para mi. Gracias por participar del blog.

      Eliminar